01 mayo 2005

Qué raro es todo...

Hola.
Me llamo Bínsent Montego y soy un elefante de plástico. Sí. (Los elefantes de verdad tampoco hablan, así que no pongan esa cara.)
El quince de Mayo de 2005 me sacaron de una maleta de madera. Estaba en un escenario y alguien tocaba la trompeta, creo. No sé muy bien que pasó, se me cayó la oreja o me la rompió algún niño o algo. Y ya no servía en la función.
O algo.
Así que, ella, que estaba ahí por otros motivos, decidió adoptarme.
Primero me llevó en La Bici – yo tenía que agarrarme fuerte con la trompa y “aún y todo” me caí dos veces; luego les sorprende que se me pierdan las orejas...
Me acomodó en sus bolsillos. ¿Y me llevó a casa?
¿?
  • - Un momento, aquí comienza la parte tenebrosa, el re-verso, que es doble potapoesía: debía ser Domingo porque pasamos por el Rastro, sin dejar huella, y leímos algo de la Winterson con el culo calentándose en un bordillo. Y ahí apareció ella. Otra ella. (Se-va-a-enfadar porque no recordamos bien todo este capítulo, cielos… las nubes en el cielo, sí. Un montón de memorias que se tatúan en la piel dura y gris: soy un elefante retórico, no crean…)

El caso es que me bautizaron, ellas ambas.
Mi nombre es una gracia, un homenaje a Ban Gog, un señor pelirrojo que también pintaba en mono, qué majo.
Mi apellido es una promesa, una prueba de amor y todos los aviones despegando en dirección a nuestros deseos por cumplir.
Ella dice que le he traído suerte. Porque el lugar dónde me encontró fundamenta su sustento, pienso yo... Ella dice que ya no tiene ojos, o que no sabe mirar o no sé qué chorradas. Ella quiere a ella y ellas ambas me quieren. Eso está bien.
No sé.
Todo es tan raro...

Me gusta mucho perderme en los rincones.
Y que me hagan fotos.
Las nubes en el cielo: lo primero que vi al salir de la maleta...
¡Qué contento estoy!


3 Comments:

Blogger Bellota said...

Qué suerte tienes, Binsent. Creo que te encontró-adaptó una de esas personas duende con duende del planeta tierra.

precioso-preciosa!

m-bellota

15 jun. 2005 5:02:00  
Blogger Captain Blood said...

Y bien...ha sido un bonito viaje hacia atrás. He llegado al principio y ahora prometo seguirte donde vayas con mi imaginación.

Daré las gracias efusivamente a quien te trajo a mí.

desde tu tierra el Congo, Biquiños de un Gallego.

5 feb. 2006 23:13:00  
Blogger Alexander said...

me parecio muy buena la historia
del pequeno elefante sin orejas y que ademas sabe escribir, buen aporte al intelecto, sigue asi, espero seguirte leyendo.

27 mar. 2009 5:50:00  

Publicar un comentario

<<¡a casa!

Si quieres seguir viendo más fotos, busca los enlaces del pasado y...
¡no desesperes!
HASTA PRONTO...